La música barroca: Una mirada a sus orígenes

musica barroca

El término música barroca deriva precisamente del periodo histórico en el cual se desarrolló este género, una etapa que abarca desde el 1600 hasta el 1750. Este estilo musical se generó y evolucionó en Europa, en una época cultural en la cual surgieron o se afianzaron muchas tendencias nuevas, como la Ópera.

Por aquel entonces la música barroca tuvo el cometido de romper con el estilo único que imperaba en la época. De hecho, este género posee dos estilos bien diferenciados: el francés y el italiano. El estilo francés es más conservador y se basa fundamentalmente en piezas breves con armonías restringidas. Por el contrario, el estilo italiano fue el que se extendió por Europa, en gran parte gracias a su originalidad. No podemos olvidar que Vivaldi fue el músico que se ocupó de simplificar este género, dándole un ritmo más rápido pero también más armonioso, donde la improvisación tenía cabida.

Por eso no es extraño que las capitales por excelencia de la música barroca hayan sido ciudades italianas, entre ellas podemos mencionar a Nápoles, Roma, Venecia y Bolonia. No obstante, para ser del todo fieles a la verdad, de la mano de los discípulos de Corelli y gracias a los Borbones, este estilo musical también se expandió a las grandes capitales, como Londres y Madrid.

Vale aclarar que la música barroca surgió en plena lucha de poder entre los diferentes movimientos católicos. Por aquel entonces solo la Iglesia y la nobleza podían permitirse el costo que representaban los músicos profesionales por lo que la música barroca les vino como anillo al dedo ya que, básicamente, transmitía una estética más dramática y pomposa que conseguía atraer la atención.

¿Qué caracteriza a la música barroca?

Si algo distingue a la música barroca es el uso del bajo continuo, una técnica en la cual el compositor crea la voz de bajo pero no detalla el contrapunto o determinados acordes, dejándolos a elección del intérprete. En este estilo se polarizan las voces agudas y graves, se busca una armonía total y entra en escena la orquesta con instrumentos de cuerda frotada.

Muchos consideran que la música barroca llegó a su punto final con la muerte de Bach, uno de sus mayores compositores, pero lo cierto es que en la actualidad este estilo continúa estando vivo. Muchos de los compositores contemporáneos se inspiran en el gran legado de los grandes músicos del barroco: Arcangelo Corelli, Johan Sebastian Bach, Antonio Vivaldi y Georg Friedrich Handel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista