Canciones para hacer botellón

Canciones para hacer botellón

La música y la juerga están unidas indisolublemente por lo que cuando se planifica un botellón hay dos cosas imprescindibles: un buen playlist y otro poco de alcohol. Obviamente, no os animamos a beber. De hecho, os recomendamos que bebáis con moderación. Como compensación, podéis apostar por una buena banda sonora que os alegre la noche.

  • Vino Tinto, de Estopa. Con más de 4 millones de discos vendidos en su haber, este dúo catalán siempre es una buena alternativa para hacer botellón. Este tema en particular, cuyo estribillo todos conocemos, formó parte de su segundo disco “Destrangis” pero sigue siendo tan actual como el primer día.
  • Loco, de Melendi. En una lista de canciones para hacer botellón no puede faltar un tema de Melendi. Este tema forma parte de su tercer álbum de estudio, “Mientras no cueste trabajo”, del 2006, y te permitirá ponerte en sintonía con la noche.
  • Tubthumping, de Chumbawamba. Se trata de un clásico entre los clásicos que llega directamente de la década de los ’90. Este sencillo de la banda británica fue el más exitoso de su carrera y se escuchó hasta la saciedad en todas las discotecas, además de ser una de las canciones más escuchadas en los botellones.
  • Swimming Pools (Drank), de Kendrick Lamar. Cuando necesites bajar un poco el ritmo, este tema será perfecto. Incluido en el álbum debut de este cantante, muy pronto escaló posiciones en las listas musicales anglosajonas y recibió una nominación al Grammy en la categoría Mejor Canción Rap.
  • Sober, de Pink. Incluida en el quinto álbum de la cantante, Funhouse, se trata de una canción que ha alcanzado un gran éxito en todo el mundo. Curiosamente, el tema versa sobre la sobriedad en medio de una noche de juerga, dando muchos puntos sobre los cuales reflexionar.  
  • Bailando, de Enrique Iglesias feat. Gente de Zona. Hay muchas canciones que alegran la noche pero sin duda alguna, esta es una de las mejores. Al parecer, muchas personas piensan lo mismo porque tan solo en Estados Unidos ha vendido más de un millón de copias y se ha hecho merecedora de un disco de platino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista