Stevie Ray Vaughan, una leyenda del blues

Stevie Ray Vaughan

La muerte de este gran músico en agosto de 1990, fue una gran pérdida para el mundo del blues tanto como la de otros grandes como Ottis Reding o Jimi Hendrix. La aparición de esta figura en el mundo musical supuso una regeneración del género blues en los años 80, que se había dejado a un lado en detrimento de otros géneros más de moda en la época. Su estilo característico y sus influencias, hacen de Stevie Ray Vaughan un guitarrista único, un imprescindible para conocer y escuchar.

Stephen Ray Vaughan nació el 3 de octubre de 1954 en Texas, Estados Unidos. Sus padres no se dedicaban a la música pero si eran unos grandes amantes de esta, a menudo llevaban a Stevie y a su hermano Jimmie a conciertos de Fats Domino, Jimmy Reed y Bob Wills. Principalmente quería tocar la batería, pero le compraron una guitarra a los ocho años, lo que determinó para siempre el futuro de su carrera.

Fue ya en su adolescencia cuando consolidó su estilo y sonido influenciado por artistas como Albert King, Jimi Hendrix y Otis Rush entre otros. Con su primera banda The Blackbirds logró tocar en un club llamado Hills Country Club, lo que le motivó tanto, que abandonó sus estudios secundarios. En 1974 consigue en una casa de empeños su afamada guitarra a la que llama Number One, que no es nada más y nada menos que una desgastadísima Fender Stratocaster, que habilidosamente modificó a su gusto para tocar de forma más cómoda.

Después de colaborar con varias bandas, no es hasta septiembre de 1977 cuando conoce al bajista Tommy Shannon y al batería Chris Layton con los que forma su último y mejor grupo llamado Double-Trouble, dieron giras sin parar hasta el año 1979 cuando decidieron tocar en el San Francisco Blues Festival.

En 1981 Stevie y su banda son filmados en un festival, cinta que al año siguiente recibe Mick Jagger a través del manager de la banda y gracias a esta tocan en una fiesta privada de los Rolling Stones en abril de 1982. Sin embargo el culmen de su carrera llegó cuando tocaron en el Festival Internacional de Jazz de Montreaux, donde ganaron un Grammy por su versión de Texas Flood, en este recital grabaron uno de los mejores discos en directo con el nombre, Stevie Ray Vaughan: Live at Montreaux.

Tras una colaboración en el disco Let’s Dance de David Bowie, Stevie Ray rechaza la invitación de este para tocar con él en la gira de 1983. Decisión tomada por Stevie, debido a que estaban elaborando su primer disco junto a Double-trouble, Texas Flood.

Este álbum lanzado en 1983 fue el primero y el más famoso de Stevie Ray Vaughan con Double-Trouble, cuenta con una fantástica fusión de Blues, Rock y Country. Entre sus temas destacamos Testify, Rude Mood, Love Struck Baby, Texas Flood y Pride and Joy un conjunto de canciones en la que se denota su característico sonido en la guitarra y una genial voz. En ese mismo año ganó tres premios, Mejor Nuevo Talento en la revista Guitar Player, Mejor Album de guitarra Texas Flood y Mejor Guitarrista de Electric Blues.

Tras este exitoso disco, graba siete más pero no logran tener tanta repercusión como su álbum debut, aunque no desmerecen su escucha, pues también aportan al género. Aquí dejo un gran tema de Stevie para que lo escuchéis, Pride and Joy grabado en Montreaux.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista