¿Quién es Lucille?

B.B. King

Parece un nombre de chica, pero en esta ocasión no se refiere a ninguna. Quien se mueve en el mundo de la música sabe que muchos artistas acostumbran a ponerle nombre a sus instrumentos, sobre todo los guitarristas. En esta ocasión voy a hablar del maestro del blues B.B. King y de su inseparable amiga, Lucille.

Este nombre, que ni mucho menos está puesto de forma aleatoria, tiene una bonita historia con una razón de ser. La historia se remonta al invierno de 1949, cuando B.B. King tocó en un baile en Twist, Arkansas. En esa época era muy usual calentar la estancia con un barril medio lleno con queroseno, por lo que encendieron uno. Durante la actuación, dos hombres se enzarzaron en una pelea y golpearon el barril, lo que provocó un incendio en el local y todo el mundo tuvo que evacuar. Una vez fuera, King se percató de que no llevaba consigo su guitarra Gibson acústica y entró en el incendio para recuperar esta. La acción del artista fue bastante arriesgada ya que dos personas murieron.

El día posterior a este suceso, B.B. King descubrió que estos dos hombres peleaban por un motivo, una mujer llamada Lucille, así a partir de ese momento nombró a todas sus guitarras con este. Según ha contado en diversas entrevistas para revistas especializadas como Total Guitar o Guitar World: “es para mantener el recuerdo de no volver a hacer algo que ponga en riesgo su vida… como entrar a un lugar en llamas”.

Ya casi en los 60, B.B. King utilizaba una Gibson ES-355, que más tarde fue customizada a su gusto y realizada en modelo signatura para su comercialización en 1981. Hoy día una copia de esta guitarra cuesta aproximadamente 3.500 $. Os dejo un vídeo con esta preciosa guitarra sonando, las palabras no hacen justicia a este sonido tan increíble.

One thought on “¿Quién es Lucille?

  1. FranFran en dijo:

    Una leyenda, el maestro del blues.
    Este hombre tenía un corazón gigante a la vez que una capacidad para hacer música de calidad asombrosa.
    Lo conocí gracias a mi padre, bueno, lo conocí a él y a toda la música blues que tanto ha cambiado mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista