Los orígenes del son cubano

son cubano

El son cubano es uno de los sonidos más típicos de esta isla caribeña y sienta sus raíces en las provincias más orientales, como Holguín, Las Tunas, Santiago de Cuba, Granma y Guantánamo. La primera vez que se utilizó la denominación “son cubano” fue a finales del siglo XIX, cuando el escritor y también músico Laureano Fuentes Matón lo utilizó para hacer referencia a la famosa canción “Son de la Ma’ Teodora”, que actualmente está considerada como el primer tema de este género musical.

Esta canción, que se inspiraba en dos mujeres de raza negra originarias de Santo Domingo y que habían adquirido su libertad, demuestra que en realidad los orígenes del son cubano son aún más profundos y se pueden rastrear hasta los antiguos ritmos africanos que se mezclaron con la música que llevaron los españoles. De hecho, hay muchos que afirman que este género bebió directamente del changüí, una música que era típica de las zonas rurales.

Los instrumentos clásicos que se utilizan para tocar el son cubano son: una guitarra conocida como “tres cubano” (ya que tiene tres pares de cuerdas), un bongó (tambor doble que se toca manualmente), las maracas, las claves y la marímbula. Como puedes apreciar, se trata de típicos instrumentos caribeños que son los responsables de conferirle el sonido tan peculiar del son cubano.

Entre los intérpretes más famosos del son cubano no podemos olvidar al famoso trío Matamoros, que en los años ’30 pusieron música a una de las canciones más famosas y versionadas de todo el mundo: “Lágrimas Negras”.

No obstante, el título del “mayor sonero de Cuba” se lo lleva Benny Moré. Algunos de sus sones montunos más famosos son: “Santa Isabel de las Lajas”, “Qué bueno baila usted” y “Vertientes Camagüey”. Y claro, si hablamos del son cubano tampoco puede faltar Celia Cruz, que durante su larguísima carrera llevó este género a su máximo esplendor.