Música Merengue: Sus raíces dominicanas

El merengue es el baile nacional de la Republica Dominicana. Los orígenes de este baile, como suele ocurrir con la inmensa mayoría de los estilos musicales caribeños, se atribuyen a los esclavos negros que vinieron desde África para trabajar en el cultivo de la caña de azúcar. Existe un consenso bastante generalizado en lo que se refiere a la fecha de nacimiento de la música de merengue, en el siglo XVI.

bailando merengue

El nombre merengue se deriva de la palabra “merengué”, un dulce típico dominicano hecho con huevos y azúcar. Probablemente estos la asumieron del vocabulario francés, “meringue”. De hecho, la Republica Dominicana era una antigua colonia francesa, por lo que no es extraño que la música merengue mantenga al menos en el nombre suherencia bretona. Otras fuentes afirman que realmente el merengue surgió en Haití y luego se trasladó a Republica Dominicana, donde se popularizó.

Escucha el clásico de la música merengue Como Yo de Juan Luis Guerra:

Lo cierto es que la música de merengue acompaña un antiguo baile africano compuesto por pequeños pasos muy estrechos. ¿Sabes por qué? Por el simple hecho de que los esclavos no querían renunciar al placer del baile pero como tenían los pies atados con cadenas, su libertad de movimiento se encontraba muy restringida.

Se dice que el paso típico “arrastrado” de la música merengue, fue inventado por un esclavo que se rebeló a los españoles y había sido herido en una pierna. Durante una fiesta en su honor, los amigos lo invitaron a bailar al ritmo de la música de merengue y el bailó arrastrando la pierna, los amigos empezaron a imitarlo y así nació el nuevo baile. ¿Realidad o leyenda? Quizás nunca lo sabremos.

Sin embargo, lo que si sabemos es que los instrumentos típicos que acompañan la música merengue incluyen los tambores y el güiro cubano. A inicios del 1930 la música merengue incluyo también las sonoridades típicas del jazz. Entonces el dictador dominicano Leónidas Trujillo, ordenó la creación de varias orquestas de merengue y fueron estas las encargadas de llevar el ritmo a los Estados Unidos y Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista