Los Ramones: Una gran aventura

Los Ramones

¿Quién no ha escuchado nunca el grito de la canción Hey ho let’s go! o vestido la camiseta de este famoso grupo? Estamos hablando sin duda alguna de Los Ramones, la banda estadounidense pionera en el punk rock que en 2016 cumplirá su cuarenta aniversario.

Un poco de historia

Este grupo empezó su andadura en Forest Hills, un barrio de clase media en Queens, Nueva York. La primera composición del grupo, estaba formada por Jeffrey Hyman como batería, John Cummings como guitarrista rítmico, Douglas Colvin como cantante y Richie un amigo conocido al bajo, que abandonó el grupo al poco tiempo de empezar. Thomas, otro conocido de estos chicos tomó el papel de manager, y les buscó un local de ensayo en Manhattan. Allí fue donde dieron su primer concierto ante 30 personas, versionando temas de otros artistas, algo muy típico en las bandas primerizas. En este momento ya se anunciaban con el nombre Ramones, que Douglas Colvin tomó prestado del seudónimo que utilizaba Paul McCartney para alojarse en los hoteles, de este modo los tres componentes del grupo cogieron este y lo usaron de apellido, pasando a llamarse: Joey Ramone (Jeffrey Hyman), Johnny Ramone (John Cummings) y Dee Dee Ramone (Douglas Colvin). El concierto fue un desastre total, pero sirvió para reorganizar la banda, por lo que Dee Dee pasó al bajo, Joey al micrófono y Thomas el antiguo manager a la batería convirtiendo su nombre en Tommy Ramone.

De la salas de ensayo saltaron a su debut en el famoso local CBGB donde también tuvieron sus inicios grupos como Patti Smith, Blondie, Talking Heads o Televisión. Estos conciertos en CBGB apenas duraban 15 minutos y entre una canción y otra se peleaban, para evitar esto, decidieron tocar todas la canciones seguidas y organizarse también manteniendo una estética común, vaqueros rotos, camiseta chaqueta de cuero y zapatillas, uniforme que llevaron el resto de su carrera musical. A principios del 75 ya eran habituales en este local y algunos famosos como Lou Reed y Andy Warhol acudían a curiosear para ver esta rareza musical. Más tarde, grabaron una demo con 15 temas que enviaron a varias discográficas que les dieron la negativa. Esto no parecía ser suficiente para lanzarlos al estrellato y ese mismo verano la participación en un Festival de Rock promocionado por el CBGB llamó la atención de los críticos de la revista Rolling Stone y de otra persona aún más interesante, Seymour Stein de la discográfica Sire con el que firmaron un contrato para enero de 1976. El 2 de febrero empezaron con la grabación de su primer disco, Ramones que terminaron en solo dos semanas. El 26 de abril se lanzó al mercado con 14 canciones, breves de poco más de dos minutos, sencillas sin adornos ni florituras y sin solos de guitarra. La clave eran ritmos a toda velocidad y letras divertidas que hablaban de ideas absurdas, algo que no concebían los grupos de rock los 70, con complejas composiciones que incluían largos solos de guitarra y significados enigmáticos.

El fenómeno punk se fue extendiendo y cuando los Ramones tocaron en Reino Unido, ejercieron una gran influencia en bandas de punk inglesas muy conocidas como los Sex Pistols, The Clash, The Buzzcocks… La fama de estas otras bandas similares se volvió un poco en su contra, pues los medios estadounidenses los rivalizaron y los continuos escándalos protagonizados por los Sex Pistols mancharon la imagen del punk, siendo este mal visto y considerado peligroso para los valores norteamericanos, las radios dejaron de emitir este género coincidiendo con la salida del segundo LP de los Ramones Leave Home en 1977, que contenía temas que no entraron en el primer disco y clásicos como Gimme Gimme Shock Treatment y Pinhead. Este grupo se convirtió en una máquina imparable y ese mismo año lanzaron Rocket to Russia con el que tuvieron más reconocimiento por parte del público gracias a canciones como Sheena is a punk rocker, Rockaway beach, entre otros.

El cuarto álbum de los neoyorkinos Road to Ruin supuso la salida de Tommy Ramone y la entrada de Marky a la batería, en este disco encontramos I wanna be sedated el primer single con el que consiguen entrar en la radio. En 1979 participan en la película Rock n roll high school que relata una poco creíble historia acerca de profesores malos, estudiantes rebeldes y el poder del rock n roll donde ellos hace el papel de ellos mismos. Finalizan ese mismo año con un recopilatorio It’s alive! le precede en 1980 End of the century producido por el famoso Phil Spector, en el que dan un gran cambio refinando su sonido y añadiendo más complejidad a los temas. Tras este cambio, deciden volver a las andadas y en los años siguientes continúan grabando unos cuantos discos más, en la misma línea sin añadir nada nuevo. En definitiva, nos quedamos con lo mejor de su música, su simplicidad, su garra y la gran huella que dejaron en el rock internacional. Existen diversos proyectos con miras a su cuarenta aniversario, entre ellos, un documental dirigido por Scorsese sobre la vida de este famoso cuarteto.

One thought on “Los Ramones: Una gran aventura

  1. AlitaAlita en dijo:

    ¡Un grupo histórico! Super fresco y en el golpe animado que necesitaba la escena punk del momento, toda una alegría. No pinta nada mal lo del documental, ¡espero que les haga justicia! Aunque dirigido por alguien con el nivel de Scorsese supongo que no hay de qué preocuparse ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista