¿Cómo surgió la música house?

música house

Los orígenes de la música house resalen a inicios de la década del ’80, cuando en Estados Unidos la furia por la música disco se estaba eclipsando puesto que se consideraba un ritmo propio de la cultura afroamericana. En este escenario germinó un estilo musical diferente, sobre todo en la ciudad de Chicago, donde se abrió el primer local que se atrevió a sonar la música house.

Este local llamado Warehouse (que en español significaría: Almacén), está considerado como la cuna de la música house. De hecho, este estilo tomó su nombre del local. Aquí trabajaba un conocido DJ de Nueva York, Frankie Nuckles, el cual se había especializado en elaborar viejos temas musicales disco añadiéndoles efectos electrónicos.

Las técnicas que Knuckles utilizaba eran muy variadas, desde la tecnología que permitía incluir efectos de voz o instrumentos hasta la que combinaba diferentes sonidos. Así, a partir de la reelaboración de antiguas canciones disco, surgió lo que hoy conocemos como música house.

No obstante, vale aclarar que el propio Knuckles afirma que la música house es solo una versión más simple, fácil de recordar y pegajosa que la disco. Y es que en la base del house se hallan melodías producidas con un sintetizador y basadas en una base rítmica en compases muy simples, de cuatro por cuatro.

Por supuesto, la música house continuó desarrollándose y expandiéndose. Así llegó a la vecina ciudad de Detroit, donde asumió nuevas características y un otro nombre: música techno. Casi al mismo tiempo, en el panorama musical de Inglaterra se vivía un fenómeno bastante similar.

Para la década del ’90 la música house y techno ya se escuchaba en buena parte del mundo y no solo en los clubes sino que se había convertido en un fenómeno de masas, sobre todo de la mano de DJs como Bob Sinclair y Roger Sánchez.