Los 50 mejores discos de la historia – Parte V

los 50 mejores discos parte V

30. Los sueños locos – Fito y Fitipaldis

El segundo disco de Fito con los Fitpaldis tras la separación de Platero y Tú. Con un sonido renovado pero con matices añejos, Fito publica en el 2001 Los sueños Locos, un disco que hizo que ganara importancia en el panorama musical nacional. El albúm es una oda a los clásicos estilos de la guitarra, desde el rock más puro hasta el country más americano pasando por supuesto por las canciones de cantautor. Algo tiene este bilbaíno para pasar de un estilo a otro en un santiamén y que todo le suene bien. La fórmula es esa técnica de tocar la guitarra. Alumno de la vieja escuela, lleva innato el rocanrol y todo lo que toca lo impregna de una mijita del ritmo americano; un ejemplo evidente es la canción instrumental  Alegría en la que hacen un juego de guitarra digno de admirar. En este disco encontrarás muy buena música, quizás no sea el más innovador o rompedor, pero nadie puede negar que lo que se escucha en Los sueños locos es de lo mejor que hay en España.

29. Brothers in arms – Dire Straits

Varios aspectos hacen que Brothers in arms permanezca tan fresco como siempre. El quinto albúm de Dire straits revolucionó el mercado discográfico al ser uno de los primeros álbumes en grabarse digitalmente y en llegar al millón de copias en formato CD. Otro curiosidad sobre este disco es que el videoclip de Money for Nothing, una de las canciones más populares del álbum  y del grupo, fue uno de los primeros en emitirse en la cadena norteamericana MTV. Como vemos, Brothers in arms fue uno de los protagonistas en el cambio en la forma de ver y tratar la música adelantándose de esta forma a su tiempo. Pero no dejemos a un lado la música, porque sin ella este disco no hubiera sido nada. Grandes clásicos de los ochenta pertenece a este disco. Walk of life, So far Away, Brothers in arms o, la nombrada anteriormente, Money For Nothing  han colocado este disco en los escalones más alto de la música actual.

28. Nevermind – Nirvana

Pasamos a otro disco que destaca sobre todo por su atemporalidad. Nevermind, aparte de introducir el grunge en la cultura popular ,hizo que los jóvenes del momento que se sentían desplazados y rechazados vieran que no estaban solos y que habían otras personas como ellos, donde poder identificarse. Dejando a un lado la música, el segundo disco de Nirvana ha sido uno de los álbumes con más repercusión de la historia. En cuanto a las canciones que contiene el disco poco hay que decir. ¿Cómo tres chavales pueden hacer canciones tan rudas, compactas y tan fuertes?, es lo que se preguntaba la sociedad en los años 90. Canciones como Come as you are, In Bloom, Lithium o la conocidísima Smell Like teen Spirit hacen de Nevermind uno de los mejores de la historia y aúpa a Kurt Cobain al olimpo de los Dioses del Rock (aunque esto último también tiene que ver con su suicidio).

27. Led zeppelin IV – Led Zeppelin

El disco por excelencia de Led Zeppelin. Tras un tercer disco que decepciona a crítica y público por igual, en 1971 lanzan Led Zeppelin IV, un disco que en su origen no tenía título. El disco comienza con Black Dog, un tema rocanrolero con pequeños destellos psicodélicos que nos transporta hacia el rock ácido de los 70. Continúa con otra de las canciones más famosas de Led Zeppelin, Rock and Roll, una canción que combina guitarras blues con una batería propia de los grandes del rock and roll creando un clima pesado que se acerca al hard rock. Uno de los temas que hacen de este disco una obra maestra es Stairway to heaven, una canción que supuso un punto de inflexión en el rock. Cabe destacar que esta canción nunca se editó en single por lo que aquí tenemos uno de los motivos por los que Led Zeppelin IV se ha convertido en uno de los discos más vendidos en las historia del rock.

26. Forever Changes – Love

Otra obra maestro de la música contemporánea. Forever Changes es un oda al movimiento que se vivía en el momento de su publicación: el movimiento hippie. El tercer álbum de Love transmite la esencia de una forma perfecta de los años 60´s gracias a canciones como Alone Again Or o The Daily Planet. Pero no nos podemos centrar en tan solo dos canciones porque en todo el disco se puede disfrutar de un aura psicodélica y única creando casi un estilo a seguir. El disco en el momento de su publicación no tuvo una buena acogida llegando a estar en el puesto 154 en la lista de éxito, pero a lo largo de los años se ha consagrado como uno de los mejores discos de la historia y así lo han reconocido revistas como Rolling Stone, situándolo en el número 40 de su lista de los 500 mejores álbumes de la historial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista