El Western y sus memorables bandas sonoras

Música Western

Las películas western no solo han quedado en nuestra memoria por sus aventuras épicas, muchas de ellas también han hecho gala de excelentes bandas sonoras que han resistido al paso del tiempo y que aún hoy continúan escuchándose de buena gana.

No obstante, si se habla de películas western y sus memorables bandas sonoras, el primer nombre que acude inmediatamente a la cabeza es el del compositor italiano Ennio Morricone, que fue particularmente famoso por sus temas musicales para los “spaghetti western”, llamados así porque estaban dirigidos por el italiano Sergio Leone, con actores principalmente italianos pero cuyas escenas eran rodadas en España.

Sin embargo, Morricone no fue el único que dejó huella en el mundo de las bandas sonoras de películas western. Compositores como Elmer Bernstein, Jerry Goldsmith y Dimitri Tiomkin también se destacaron en este género, creando temas icónicos que aún resuenan en la mente de aquellos que disfrutan de estas películas. Estas bandas sonoras, a menudo caracterizadas por su orquestación y el uso de instrumentos específicos, como la guitarra, la trompeta o la armónica, lograron capturar la esencia del western y aportar una atmósfera única e inconfundible a cada filme.

Asimismo, es importante resaltar que las bandas sonoras de las películas western no solo se limitaron a la música instrumental, sino que también incluyeron temas vocales interpretados por artistas de renombre. Estas canciones, muchas veces con letras que narraban historias de amor, traición y venganza, contribuyeron a enriquecer aún más el paisaje sonoro de estos filmes y a consolidar su legado en la historia del cine.

Las mejores canciones del western

Entre las bandas sonoras más memorables de las películas western realizadas por Ennio Morricone encontramos: “El bueno, el feo y el malo” de 1966, “La muerte tenía un precio” de 1965 y “Por un puñado de dólares” de 1964. Siempre de este compositor hallamos bandas sonoras de filmes como “Hasta que llegó su hora” de 1968, “Dos mulas y una mujer” de 1970 y “Mi nombre es ninguno” de 1973.

Por supuesto, hay otras bandas sonoras memorables que han acompañado las películas western. Tal es el caso de la estupenda marcha que suena en la película “Los siete magníficos” compuesta por Elmer Bernstein y ejecutada por “The Hollydood Mood Orchestra”.

Tampoco podemos olvidar la romántica banda sonora realizada por John Barry en 1990 para la película “Bailando con lobos” o el tema épico que acompaña la película “Sin perdón” de 1992 realizado por Lennie Niehaus.

Si nos remontamos un poco más atrás en el tiempo encontramos otras películas western que se han convertido en un verdadero mito del género, como “La conquista del oeste” de 1962 cuyo tema fue compuesto por Alfred Newman, la serie de televisión “Bonanza” de 1959 cuya la banda sonora corrió a cargo del compositor David Rose y la película “Río Bravo” de 1959 con banda sonora de Dimitri Tiomkin.

Como colofón, resulta imposible terminar este recorrido por las bandas sonoras más memorables de las películas western sin señalar el filme “Le llamaban trinidad”, de 1970, cuya música fue compuesta por el italiano Franco Micalizzi.