El adiós de Bobby Keys

Bobby Keys

Seguro que nadie le pone nombre a ese saxofón que tan bien sonaba en los discos de los Rolling Stones, lo tocaba Bobby Keys, músico norteamericano que falleció el pasado martes 2 de diciembre, a los 70 años por una dolencia hepática.

Sus aportaciones más sonadas fueron con los Rolling Stones, a los que conoció en 1964, hasta que ya grabó con ellos en el famoso Let it Bleed de 1969, aunque también ha tocado con bandas de rock como Lynyrd Skynyrd, The Who, Harry Nilsson, George Harrison, Eric Clapton, entre muchos otros.

Los Rolling Stones, comunicaron mediante las redes sociales sentirse “devastados por la pérdida de nuetro gran amigo y legendario saxofonista, Bobby Keys” , “Bobby Keys aportó una contribución musical única a la banda desde los años 60. Lo echaremos mucho de menos”.

Keith Richards, guitarrista de la banda en una declaración: “He perdido al mejor amigo del mundo y no puedo expresar la sensación de tristeza que tengo, aunque Bobby me diría que me animara”. “Mis condolencias a todos los que lo conocían y conocían su amor por la música”.

Bobby nació en Texas, donde descubrió el maravilloso sonido de King Curtis, saxofonista que marcaba la diferencia haciendo de este instrumento uno solista, como si de una guitarra se tratara, tomando todo el portagonismo y ejecutando sus solos de otro modo, distiguiéndose de los músicos de jazz de la época.

Comenzó de muy joven, trabajando con uno de los más grandes guitarristas, Buddy Holly. Según Keys: “Fue el primer tío que escuché tocar la guitarra eléctrica, y me impresionó muchísimo”. No fue hasta los 60 cuando conoció a los Rolling Stones, al principio era muy escéptico hacia los rockeros ingleses, pero estos le convencieron totalmente cuando los vio en San Antonio Teen Fair.

Los discos en los que participó, Let it Bleed, Sticky Fingers y Exile on Main Street y su cacnión más notoria, Brown Sugar en 1971 donde aparece un gran solo de saxofón. Con Keith Richards era con el mejor se llevaba, era su influencia y su compañero de viaje.

Tras un tiempo, abandonó las giras con los Rolling y se dedicó a tocar en diversos clubs con el apodo de Mr. Brown Sugar. En los siguientes años tocó de forma intermitente con los Rolling, a pesar de su relación con Jagger. Ya finalmente se unió a la banda para ensayar antes de la gira Steel Wheels en 1989.

Recientemente trabajó en la gira 14 On Fire, en la que pasaron por España, pero abandonó los conciertos al llegar a Australia, donde le diagnosticaron cirrosis. Como el decía, la música viene del sentimiento y no de la lectura de partituras, el sentimiento del rock n roll, te recordaremos siempre Bobby.

One thought on “El adiós de Bobby Keys

  1. Sergio SegoviaSergio Segovia en dijo:

    Es una pena, DEP.
    Siempre llevaremos el recuerdo de Let it Bleed con los Rollings :(
    Se van los mejores…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista