The Cranberries: ¿Cuál es la mejor canción?

The-Cranberries

El grupo irlandés The Cranberries vivió su periodo de máximo esplendor en los años ’90. No obstante, su música aún sigue sonando, muestra de ello es que han vendido nada más y nada menos que 33 millones de discos a lo largo y ancho del mundo.

Sin embargo, la historia de esta banda se remonta al año 1989, cuando los hermanos Noel y Mike Hogan decidieron formar un grupo musical, al cual más tarde se uniría la cantante Dolores O’Riordan. Muy pronto publicaron un demo, Nothing left at all, que tuvo una buena aceptación a nivel local. Al poco tiempo salió a la venta su primer álbum, Everybody else is doing it, so why can’t we?, que prácticamente pasó desapercibido, hasta que en 1993 la banda actuó junto a Suede en un gira de conciertos en los Estados Unidos.

A partir de aquel momento, las canciones de su primer álbum de estudio llamaron la atención del público. Y no era para menos porque entre ellas se encontraban Dreams y Linger, que se pueden considerar dos de sus mejores temas.

Gracias al empujón que les dio el tour norteamericano, el grupo se puso las pilas y comenzó a trabajar en su nuevo disco, que se llamaría No need to argue y que incluye la que muchos consideran su mejor canción en absoluto: Zombie.

Por supuesto, siempre habrá quienes no estén de acuerdo pero resulta imposible negar que este tema es el más famoso y llamativo del grupo, y también su mayor éxito de ventas. Además, con Zombie ganaron el premio a la mejor canción del año, en 1994, en los MTV Europe Music Awards. Esta canción también les permitió colarse en las primeras diez posiciones de las listas musicales de 25 países y darse a conocer a nivel mundial.

Por si fuera poco, se trata de una canción con un gran valor social ya que hace referencia a uno de los problemas que habían afectado a Irlanda del norte durante las últimas décadas y que en aquel momento todavía estaba muy presente: la violencia y los conflictos entre protestantes y católicos.

La letra de la canción fue escrita por la cantante Dolores O’Riordan y es una especie de tributo a un niño que murió en el atentado de Warrington, el 20 marzo de 1993. Además, también hace referencia a los eventos ocurridos durante el “Easter Rising” en 1916.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista