Música sensual: Cuando las canciones se convierten en un afrodisíaco

Música sensual

La música es perfecta para propiciar un mundo de sensaciones, desde la tranquilidad y la relajación hasta la excitación y la energía. Por eso también podemos hacer referencia a la música sensual. Obviamente, no me estoy refiriendo a un género musical sino a canciones que, por su letra o ritmo, evocan de alguna manera la sensualidad, ya sea en su variante más tierna y romántica o en la más atrevida y desenfrenada.

Por otro lado, también es importante mencionar que la música sensual puede tener un efecto terapéutico en algunas personas. Escuchar melodías suaves y románticas puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, al mismo tiempo que mejora el estado de ánimo y estimula la relajación. De hecho, muchos terapeutas utilizan la música como herramienta para tratar trastornos emocionales y psicológicos, y han demostrado su efectividad en el tratamiento de la depresión, el insomnio y otros problemas de salud mental.

Además, la música sensual también puede ser utilizada en sesiones de yoga, meditación y otras prácticas de bienestar, donde su efecto calmante y relajante puede ayudar a alcanzar un estado de paz interior y serenidad. En resumen, la música sensual no solo puede ser utilizada para fines románticos o de seducción, sino que también tiene un valor terapéutico y puede ayudarnos a alcanzar un estado de equilibrio y bienestar emocional.

Las canciones más sensuales de todos los tiempos

Gimme More

Esta canción salió a la luz en el año 2006 como parte del quinto álbum de Britney Spears titulado “Blackout”. Curiosamente, muchos consideran que este tema es el mayor éxito de Britney Spears después de “Baby one more time”, con el que debutó. Esta canción ha vendido casi 4 millones de copias en todo el mundo y basta escucharla para darse cuenta del por qué.

Je t’aime… moi non plus

Esta canción francesa cantada a dúo por Gainsbourg y Jane Birkin no solo está considerada como uno de los temas más románticos de todos los tiempos sino que también clasifica perfectamente dentro de la lista de las canciones más sensuales. En su tiempo representó una gran revolución ya que está cantada de forma muy sugerente y Jane Birkin simula un orgasmo.

Let’s Get It On

Este clásico del soul interpretado por Marvin Gaye es todo un mito, sobre todo cuando pensamos en una música sensual para hacer un striptease. Además, su contenido sexualmente explícito la convirtió, allá por los años ’70, en un icono de la sensualidad.

Like a Virgin

Cuando esta canción salió a la luz, en 1984, fue todo un escándalo e incluso fue censurada por algunos círculos religiosos. Lo cierto es que Madonna, casi tres décadas después, continúa fascinándonos con este mito de la música sensual.

Sex Bomb

Esta canción es ideal para aquellos que prefieran los ritmos más moviditos. Con voz de Tom Jones, ha alcanzado una enorme popularidad desde que saliese a la luz en el año 2000.