Voces anónimas que estremecieron al mundo

Voces-anónimas-que-estremecieron-al-mundo

A veces, cuando menos lo esperamos, un completo desconocido nos sorprende por tener una capacidad inesperada que toca las fibras más sensibles de nuestro ser. Eso es precisamente lo que ha ocurrido en los últimos años con algunas voces anónimas que han logrado estremecer al mundo a golpe de talento natural.

Tal fue el caso de la hoy famosa Susan Boyle, una señora de origen irlandés que tenía 47 años cuando se presentó en abril de 2009 al programa “Britain´s got talent”. Su aparición despertó mucho escepticismo pero las dudas se vieron despejadas apenas comenzó a cantar de manera magistral la canción “I Dreamed a Dream”. En menos de seis meses, su disco debut logró vender casi 10 millones de copias.

Otra de las voces anónimas que han estremecido al mundo es la de Carlos Aponte, un joven cantante originario de Puerto Rico que sorprendió a los jueces del programa “America’s got talent” en 2010 cuando interpretó “Il mare calmo della sera”. Aunque este tenor no logró llegar a las rondas finales de la competencia, el vídeo de su interpretación fue el más visto de todos los del concurso.

Obviamente, los niños siempre ejercen un efecto aún más contundente cuando de sorpresas se trata. Por eso, entre las voces anónimas que más nos han conmocionado está la de Jackie Evancho, una niña de 10 años que en 2010 nos dejo a todos boquiabierto en el programa “America’s got talent” cuando interpretó una versión de “O mio babbino caro”. De más está decir que mostraba una preparación y un control dignos de un cantante profesional adulto.

Otro ejemplo particularmente impactante nos llega desde la lejana Corea del Sur. En 2011 el programa “Korea’s got talent” le dio la oportunidad a un joven huérfano de nombre Sung-bong Choi y este sorprendió a todos con su formidable voz. Interpretó “Nella fantasia” y con ella demostró cómo, a pesar de su vida tan desafortunada, encontró fuerzas para dedicarse a su gran pasión, el canto, y todo de manera autodidacta.

Para cerrar con broche de oro este recuento de las voces anónimas que nos han estremecido durante los últimos años, no podemos olvidar al dúo Jonathan y Charlotte. Estos jóvenes se presentaron en la edición de 2012 de Britain’s Got Talent y asombraron al público y a los jueces por igual. Con su álbum debut alcanzaron un Disco de Oro en el Reino Unido pero, desgraciadamente, en la actualidad ya no cantan juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista