Resumen musical de 2013 II

Resumen musical II

Seguimos con lo más destacado que nos ha dejado este año. Vamos a hablar ahora de los artistas en solitario, escena que ha dado mucho de sí en este año. Uno de los trabajos más destacables ha sido la vuelta a los rodeos de David Bowie con su The Next Day, un disco realmente bueno que ha superado en modernidad a muchos de los artistas más actuales del momento. Otro que ha vuelta a la escena ha sido el siempre activo Paul McCartney con su nuevo disco titulado New que no supone un antes y después en su carrera pero sí que suena bien, como siempre.

Dejando a un lado los regresos de grandes nos centramos en la aparición y consagración de artistas realmente con talento como es el caso de James Blake, reciente ganador del Mercury Prize, galardón que premia al mejor disco anglosajón del año. Otro que también ha dado un golpe en la mesa ha sido John Grant haciendo un disco muy completo al mezclar el rock más barroco por el que se caracteriza con tecnoelectropop. Otro que nos ha dejado un bonito regalo ha sido Bill Callahan con su Dream River, un disco con un aura mística y única. En este año por fin se le ha dado la fama que se merecía Kurt Vile, ex de The War on Drugs, gracias a un disco con canciones redondas.

Si hablamos de debut encontramos a dos que destaca por encima del resto, Tom Odell, joven de 23 años que ha conseguido editar un disco con una delicadeza latente, y Willy Moon, de la misma edad que Odell pero con un descaro impresionante con el que derrocha espectacularidad. Dejamos los debuts y pasamos a un clásico entre los clásicos, Charles Bradley con su Victim in Love, una odisea al nuevo soul.

Si pasamos al pop encontramos artistas que han destacado con grandes trabajos como es el caso de Robin Thicke y su Blurred Lines junto a Pharrel Williams que a través de colaboraciones como esta y junto a Daft Punk ha conseguido hacerse hueco en el panorama internacional. También ha sido un año muy bueno para la Boy Band One Direction que ha conseguido ser el número uno de ventas de discos en todo el mundo gracias a su Midnight Memories.

Pasamos al mundo del rap donde nos ha dejado verdaderas joyas gracias a la vuelta de Kanye West, Jay Z y Eminem. El disco de Kanye West, Yeezus, nos ha dejado a todos boquiabiertos con la gran fortaleza que posee que hace que te envuelva a cada minuto que pasa. Jay Z tan solo ha estado dos años en silencio al publicar en este año Magna Carta Holy Grail, un disco que si lo comparamos con el de Kanye West quedaría muy mal parado ya que el de éste último es todo innovación y atrevimiento, al contrario que el de Jay Z, un disco normal que sigue la línea que siempre ha seguido. En cambio Eminem ha vuelto por sus fueros publicando un disco como los de antaño, volviendo a su estilo innovador y rompedor, su verdadero estilo.

En el apartado femenino este año ha sido muy completo ya que han vuelto divas, han aparecido estrellas nuevas y otras se han consagrado, pero si tenemos que destacar a tres éstas son Miley Cyrus, Katy Perry y Lady Gaga, artistas que han conseguido vender más de 25000 copias en la primera semana que ha estado a la venta. Todo un éxito. Y es que cada una ha hecho lo suyo para ganarse esta posición. Que voy a decir de Miley Cyrus que ninguno sepamos, por eso prefiero obviar el verdadero motivo por el que está arriba ahora mismo. Katy Perry y Lady Gaga han conseguido todo esto gracias a la promoción que han tenido antes de sus discos, haciendo verdaderas virguerías para cautivar al público. Pero no sólo hay que destacar a estas tres divas, también han vuelto grandes como Britney Spears y Beyoncé con un disco bajo el brazo. Pero sin duda, la verdadera revelación del año ha sido la aparición de Lorde, todo un descubrimiento de una voz y estilo único.

Pero para mí las dos artistas femeninas que mejor disco han sacado han sido Laura Marling y Janelle Monae, totalmente opuestas entre ellas, pero ambas con una elegancia que embaucan a cualquiera. Laura Marling ha publicado un gran LP, un disco conceptual con una paz innata que engancha desde el primer momento. Tenemos al extremo opuesto a Janelle Monae con su The Electry lady, un disco repleto de estilos y que transmite toda la locura interna que tiene.

Esto ha sido todo en cuanto a los artistas en solitario. En el siguiente artículo daremos un amplio repaso al ámbito nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista