¿Quién es el mejor guitarrista de la historia?

¿Quién es el mejor guitarrista de la historia?

Muchísimas personas, incluso los más doctos en música, se han hecho esta pregunta alguna vez en la vida sin obtener una respuesta firme y contundente. ¿Quién es el mejor guitarrista de la historia? Desde que la música se ha convertido en parte de nuestro ser, necesitamos clasificarla, ante tal abundancia, en mejor o peor y a partir de ahí, iconizar al artista. Pero es que en el arte, algo bello no puede ser más o menos bello que algo con lo que se compare ya que la belleza no tiene grado de calidad. Es decir, se puede medir sus cualidades pero estas son diferentes y únicas a su ser, a su esencia. Tendemos a esquematizarlo todo en forma piramidal, estando arriba lo mejor, lo bello y abajo lo malo, lo peor . Siguiendo esta línea crítica de la música, veamos pues, qué guitarristas están arriba de la pirámide.

 

George Harrison

El tercer beatle. El beatle místico. No sobresale por su gran técnica en el mástil si no por su melodía. Su guitarra habla. Al igual que las personas, hay guitarras que hablan muy rápido y mal y no se le entienden y hay otras que hablan despacio, con delicadeza y con las palabras adecuadas. Este último es George Harrison, un guitarrista suave, sin ser tosco. La antítesis de John Lennon, a nivel guitarrístico claro. Harrison supo cómo dar las notas necesarias para que en los intervalos de las voces la canción siguiera teniendo fuerza.

 

Jimmy Page

Una vez me dijeron “Si no sabes tocar Stairway to heaven como Dios manda, no eres un guitarrista que valga”. Y es que supo perfectamente sostener el peso musical de un todo un movimiento cultural. Marcó a toda una época en la forma de tocar y en el qué tocar. Lideró a toda una banda de como Led Zeppelin junto a Robert Plant. Con el paso de los años se ha acomodado musicalmente hablando pero claro está que se lo puede permitir es Jimmy Page.

 

Santana

El mexicano está considerado como uno de los mejores de la historia. Y es que es un placer escuchar sus ritmos influenciados por infinidad de estilos, sobre todo de su maestro, Javier Bátiz. Su amplia carrera discográfica le avala pero sobre todo sus actuaciones ya que se deja ver por muchos lugares del mundo. Carlos Santana es de los pocos que actuaron en Woodstock y sigue en activo.

 

Jimi Hendrix

Y siguiendo con Woodstock, llegamos a Jimi Hendrix, considerado por muchos como el mejor guitarrista de la historia pero, ¿es merecida tanta benevolencia hacia el músico? Hay una variable que afecta a la hora de clasificar a un músico dentro de la pirámide, su muerte. A este icono cultural se le alineó la cúspide musical con su muerte. Y como resultado tenemos a un producto de la música único que no podemos ver ni tocar pero sí escuchar. ¿Será todo como los perfumes? Corto y bueno, doblemente bueno.

 

David Gilmour

David Gilmour llegó un poco tarde a Pink Floyd, pero en cuanto llegó se reengancho a la perfección al clima del grupo. A los pocos años de su primer disco desarrolló, mejoró y perfeccionó su técnica con la guitarra. Se volcó en plasmar toda su persona en la música combinando el rock con los sonidos más innovadores de la época. Su sonido es inconfundible y por eso está en esta lista.

 

John Frusciante

El que fue guitarrista de Red Hot Chili Peppers es como el vino, mejor conforme avanza los años. Su obra maestra, The Empyrean, lo alza como uno de los mejores guitarristas del momento y seguro que cuando pase los años se valorará su legado. Su participación en el grupo californiano ya ha marcado un antes y un después en el quehacer funky.

 

Paco de Lucía.

Aún parece mentira que no vayamos a ver más al maestro de Algeciras. Se siente eterna su alma porque sus canciones son para siempre, atemporales. Al igual que Federico García Lorca lo hizo con sus versos, Paco de Lucía nos canta con su guitarra. Los aficionados no solo al flamenco, sino a la música aún lloramos la pérdida de un genio de la guitarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista