Los orígenes de la música Indie

Música Indie

En la década del ’20 las grandes compañías estadounidenses mantenían un férreo poder sobre el panorama musical, prácticamente decidían quienes triunfarían y quienes no en el mundo de la música. Sin embargo, en aquel momento las grandes compañías como Columbia Records o Virgin Records se vieron desafiadas por pequeñas casas discográficas que se hacían llamar a sí mismas independientes.

Estas casas discográficas se encargaban principalmente de trabajar con los músicos negros, quienes por aquel entonces eran los que se dedicaban al blues y el jazz. Esto pasaba porque se consideraba de mal gusto transmitir por la radio este tipo de música por lo que estas canciones no llegaban a gran parte de la población. Así surgió la música indie, este último es un término que proviene del inglés, una abreviatura de “independent”.

Sin embargo, con la crisis de los años ’20, muchas de las discográficas que se dedicaban a la música indie fracasaron o fueron absorbidas por las grandes compañías. Afortunadamente, en la década del ’50 la música indie resurgió, conformando un mercado mucho más sólido.

En 1941 surgió una asociación de radios y DJ que se denominó Broadcast Music Incorporated, a la cual se sumaron muchísimos músicos y compositores que hasta el momento no habían podido difundir sus creaciones. Esta asociación sobrevivió a la férrea censura e incluso incrementó sus ingresos y fama. Para comprender por qué, baste decir que fue quien promovió las primeras canciones de Rock and Roll y a cantantes de la talla de Little Richard y Chuck Berry.

En la actualidad el término música indie ha cambiado un tanto su significado puesto que se refiere mayormente a los músicos que no hacen temas comerciales sino que componen por el simple placer de hacerlo, siguiendo sus propias normas. Curiosamente, es una tendencia que va muy de moda ya que muchas personas buscan en estos estilos ideas y sonidos frescos.