Los 50 mejores discos de la historia – Parte X

Los 50 mejores discos Parte X

5. Stadium Arcadium – Red Hot Chili Peppers

El noveno disco de Red Hot Chili Peppers abre el top 5. Con Stadium Arcadium la banda californiana llega a la excelencia al crear 28 canciones muy diferentes bajo un mismo concepto, el funk. En las dos caras del disco podemos encontrar temas lentos y acústicos, como Desecration Smile o Slow Cheetah, canciones  con ciertos toques punk, como Torture Me o el funk más arraigado con Tell me baby o Hump de Bump. Todo un paisaje musical que no hubiera sido posible sin la unión perfecta de Frusciante, Kiedis, Flea y Chad Smith. La experiencia, la compenetración y la complicidad entre estos cuatros fuera de serie fue clave para la composición de este disco, llevando siempre la improvisación por bandera. Stadium Arcadium ha supuesto un gran acercamiento de la música funk a nuevos estilos.

4. La Ley Innata – Extremoduro

Ocho años pasaron desde que publicaron su último disco, Yo, minoría absoluta. A Roberto Iniesta no le llegaban la musas y se tiró un buen tiempo en el dique seco, pero por decisión propia. No quería publicar algo que a él mismo no le convenciera. Hasta que dio con la tecla, ¡Y vaya tecla! El resultado fue un disco conceptual con una estructura similar a una sinfonía, sosteniendo el peso más fuerte de toda la obra en las letras. Esto no hace que la música este un escalón por debajo a las letras, al contrario. Las letras te guían cual argumento de una novela y la música te crea los colores. Extremoduro dio un duro golpe en la mesa e hizo que los músicos españoles se miraran en el espejo.

https://www.youtube.com/watch?v=Lk20cE4sVBY

3. The Empyrian – John Frusciante

Este gigante desconocido de la música ha hecho uno mejores álbumes de toda la historia. Y al estilo Juan Palomo. Es ahí donde recae tanto mérito. John Frusciante ha compuesta todas las letras, ha tocado la mayoría de los instrumentos y se ha autoproducido. Nadie como él para entender su música. Desde el primer segundo rezuma un estilo único. Transmite una estética invisible, intocable pero que la puedes sentir gracias a la delicada voz,a los teclados experimentales y a unas líneas de batería disonantes que completan el sentido de la canción. Frusciante consigue plasmar a través de la música su momento personal, al encontrarse emergido en una gira internacional con Red Hot Chili Peppers que cada vez le está quemando más. Es un reflejo de lo que es él, un músico que prefiere vivir haciendo música  a repartir su música por el mundo. Un caso similar le paso al siguiente grupo.

Sgt Peppers Lonely Hearts Club Band – The Beatles

Para muchos el mejor álbum de la historia. Sgt Peppers Lonely Hearts Club Band es una oda a la música, la conjugación perfecta de estilos, música en continuo devenir. Con este disco The Beatles consiguieron que quién lo escuchara se emergiera en un universo único de melodías quedándose atrapado como si de una sirena se tratara. Marcaron un antes y un después en la música ya que pusieron en la mesa diferentes melodías para después combinarlas a su antojo. Cada canción es un estilo. Pero no cualquier estilo. Ellos lograron bordar ese estilo musical que trataron en cada canción bajo su perspectiva lo que las hizo únicas. Pero este álbum no surge de forma premeditada, aunque algo de intención sí hubo. Paul Mccartney escucho el disco Pet Sounds de The Beach Boys y quedó maravillado. Estuvo varios días con sus melodías en la cabeza hasta que tuvo la idea de crear un disco una narración enmarcada. Quería hacer el mejor disco de la historia.

1. The Dark Side of the Moon – Pink Floyd

Y el número uno es…The Dark Side of the Moon. No puede ser otro. Todo amante de la música que se precie ha escuchado este gran disco y lo tendrá en su top ten. La sensibilidad hecha música. Letras directas y sin tapujos bañadas con ciertos toques ideológicos que al hibridarse con la música hacen de las canciones un ensayo con parajes psicodélicos. En este disco Pinkl Floyd encontró su estilo en la experimentación. Jugaron con el umbral entre la experimentación y el rock más puro, Money y On the run son los ejemplos más significativos. La música clásica también tiene un importante papel ya que muchas estructuras de las canciones guardan similitud con este estilo musical. The great gig in the Sky es una de la canciones que demuestran esta forma. Aún sigue inspirando este disco a los nuevos músicos para romper con las reglas establecidas en la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista