Las 10 mejores portadas de discos del 2014

Complètment Fou Yelle

Las portadas de los discos no son necesariamente una garantía de buena música pero, sin duda, ayudan a vender el producto ya que son un reclamo a nuestra atención cuando se encuentran en las estanterías. Por eso, un buen disco con una buena portada puede venderse como el pan caliente. ¿Te apetece echarle un vistazo a las mejores portadas de los discos del 2014?

Do To The Beast, de Afghan Wings. La foto de la portada de este disco es una ganadora absoluta, sobre todo por su originalidad. Tomada por la artista Amanda Demme, retrata a un hombre en el momento preciso en que su rostro está completamente cubierto de agua.

Do To The Beast Afghan Wings

Built On Glass, de Chet Faker. Se trata del álbum debut del joven músico australiano. De hecho, no podíamos esperar menos de esta estrella emergente de la música electrónica. La imagen del disco es una escultura que representa una mano con algunos dedos cortados, obra de Tin & Ed.

Built On Glass Chet Faker

LP1, de FKA Twigs. También se trata de un álbum debut pero no nos sorprende que esta artista se haya colado en la lista de las mejores portadas de los discos del 2014 ya que suele caracterizarse por su excentricidad y sentido estético. La foto, en la que se aprecia a la propia cantante inglesa, fue realizada por el artista visual Jesse Kanda.

LP1 FKA Twigs

You’re dead!, de Flying Lotus. No hay dudas de que es una portada original, no podía ser de otra manera si estaba involucrado el famoso ilustrador japonés Shintaro Kago.

You’re dead Flying Lotus

Green Language, de Rustie. Sin duda, se trata de una portada muy adecuada para un disco que se titula “Lenguaje Verde”, término que hace referencia al lenguaje de los animales. La foto resalta precisamente por su sencillez y naturalidad.

Green Language Rustie

I Never Learn, de Likki Li. Otra portada que se complementa a la perfección con el contenido del disco ya que la cantante sueca se ha inspirado en historias de desamor y sufrimiento para crear este álbum. Su imagen vestida de negro genera un gran impacto visual.

I Never Learn Likki Li

Complètment Fou, de Yelle. Mirada profunda, tez perfecta y labios rojos resaltan sobre un fondo de piedras azules. Desde el punto de vista fotográfico esta portada no podía ser más cautivadora.

Complètment Fou Yelle

Vincent, de St. Vincent. El disco homónimo de este artista consiste en una foto de Renata Raksha con un diseño de Willo Perron. La armonía de la composición y los símbolos visuales hacen que sea una obra de arte.

Vincent St. Vincent

Sonic Highways, de los Foo Fighters. En el último álbum de Foo Fighters se encuentran diferentes influencias musicales, razón por la cual su portada está compuesta por algunos de los edificios más emblemáticos de las urbes más importantes de Estados Unidos.

Sonic Highways Foo Fighters

Lazaretto, de Jack White. Quizás no tenga la sencillez de las imágenes anteriores pero sin duda, merece ser una de las mejores portadas de los discos del 2014. La foto ha sido realizada por Jo McCaughey y es una de esas imágenes que nos atrapan irremediablemente.

Lazaretto Jack White

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista