Guitarras de leyenda. Parte III

eric-clapton-blackie-japan-1977

Continuamos con más guitarras legendarias, la guitarra eléctrica como uno de los instrumentos más populares de la música moderna está presente en la gran mayoría de canciones de éxito que conocemos. ¿Quieres saber el nombre de unas cuantas más? Si la respuesta es sí, allá vamos.

Blackie de Eric Clapton

La guitarra predilecta de Eric Clapton, es una stratocaster de color blanco y negro y su nombre es Blackie. Esta guitarra que no es una cualquiera, está compuesta de tres partes distintas que el mismo guitarrista adquirió en los setenta, lo que la dotó de un sonido muy especial. Con ella protagonizó los temas más exitosos de su carrera entre los años 1974 y 1985, como Cocaine, I shot the sheriff, Wonderful tonight, Further on up the road y Lay down Shally, entre otras. Su uso finalizó, cuando la subastó para recaudar fondos para el centro de rehabilitación Crossroads. El precio, que no estaba al alcance de todos fue de 959.500 USD, la casa Fender, como no, aprovechó el tirón e hizo una reedición con 275 guitarras, que en pocas horas se agotaron.

Gibson EDS-1275 doble mástil de Jimmy Page

Pocas veces habrás visto una guitarra con dos mástiles, Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin, la popularizó con la exitosa canción Stairway to heaven. El porqué de los dos mástiles es que, el superior consta de doce cuerdas y está orientado a tocar acordes y el inferior, de seis sirve para el solo. Una guitarra pesada, pero completa para un gran guitarrista como Page. Mira que bien suena.

Gibson les Paul de Slash (Versión AFD)

Es la guitarra empleada para el famosísimo disco de los Guns n Roses, Appetitte for Destruction. Como guitarra original, hoy día no existe pero si que hay una reedición de Gibson que se parece mucho y seguro que suena muy parecido a la de verdad, no solo por su precio sino por los avances tecnólogicos e investigaciones realizadas para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista