Extremoduro, memorias del rock transgesivo

Extremoduro

Los fans de Extremoduro estamos de suerte. Ya está todo a punto para su próximo disco titulado Para todos los públicos. El 19 de noviembre ha sido la fecha seleccionada para su lanzamiento. Aprovechando esta noticia en Dice la canción queremos hacer un repaso a uno de los grupos más grandes que ha dado la música española.

Extremoduro está formado actualmente por Uoho Antón, guitarras y teclados, Miguel Colino, bajo, Cantera, batería y Roberto Iniesta, alma máter del grupo. Este último es el único que sigue desde la formación original del grupo por lo que prácticamente decir Extremoduro es nombrar al Robe.

Para hablar de los comienzos de Extremoduro nos tenemos que ir a la Plasencia de 1987. Roberto Iniesta, más conocido como el Robe, funda Extremoduro, grupo de rock transgesivo (creadores de este estilo) con un nombre muy crítico, al igual que sus letras y música. Tras meses divagando, deciden grabar una maqueta pero no tenían presupuesto por lo que se dedicaron a recaudar dinero de una forma muy original. Antes de grabar la maqueta el Robe pidió a cerca de 250 personas que le diera mil pesetas para poder grabar y él se comprometía en darle una copia de la maqueta y que los compradores aparecerían en la portada del disco. Una vez grabado la maqueta fue uno por uno entregando el disco. Esta técnica de financiar un proyecto parece un poco descabellada pero hoy por hoy es una de las formas más populares de conseguir sacar adelante una idea, el conocido crowdfounding.

Tras acuerdos y desacuerdos con algunas discográficas (contar la historia de Extremoduro y no nombrar las disputas con las discográficas es como si hablo de la separación de los Beatles y no nombro a Yoko Ono) logran firmar un contrato con la casa Avispa Music y publican su primer disco Tú en tu casa, nosotros en la hoguera. En este disco ya hay clásicos como Jesucristo García o Extremaydura, canciones que les hicieron ganar un concurso de música en TVE (como cambia la TV).

Después de publicar su primer disco rompen con la discográfica y firman un contrato con una casa independiente con mejores medios que la anterior. Con la nueva discográfica publican su segundo disco, Somos unos animales. Este LP logran una mejor acogida que Tú en tu casa, nosotros en la hoguera y una de las mayores causas es la atractiva colaboración de Rosendo (Leño) en dos canciones. Con este disco empiezan a engrandecer el nombre de Extremoduro, tanto por las ventas como los directos ya que o podían ser memorables o el peor concierto de tu vida.

En 1991 vuelven a cambiar de discográfica y esta vez la elegida es DRO-Atlantic. Esto significa que acaba de empezar la época del caos de Extremoduro. Las drogas, el descontrol y la mala vida hace de Extremoduro un grupo impredecible. En esta época publican Deltoya y ¿Dónde están mis amigos?, dos clásicos que no pueden faltar de Extremoduro.

Deltoya fue para el Robe un proyecto paralelo a Extremoduro pero los acuerdos y contratos le obligaron a publicarlo con el nombre de Extremoduro. Las letras de este disco son mayoritariamente adaptaciones de poemas de Kiko “Luna Creciente”, Tomás Rodríguez, el mánager de la banda y Manolo Chinato. Las canciones tienen un aura heroica, nos cuenta una historia fantástica con un principio y un final. En esta etapa deja el análisis social y personal a un lado y se dedica a hacer canciones con una temática erótica, los deseos sexuales y el amor.

¿Dónde están mis amigos? es el segundo disco que publican con Dro. Este disco podría ser perfectamente la continuación de Deltoya. En los dos discos se respira algo parecido, un lodo sucio y pesón que hace que nos sintamos miserables por un momento. Y es que si algo tiene el Robe, consciente o insconcientemente, es que transmite lo que es él, como se siente y lo que piensa, esa es la magia de sus canciones. Por lo que en plena época de caos en el que se encontraba el grupo es lógico que estos discos suenen así.

Algunas viajes a Bilbao cambiaron la historia de Extremoduro. Allí se conocieron el Robe y Uoho, guitarrista entonces de Platero y tú, y desde que se encontraron en 1996 no se han separado. En ese mismo año Iñaki “Uoho” Antón pasó a formar parte de Extremoduro y a producir los discos. Hoy por hoy, Uoho es la mano derecha del álma mater del grupo.

Fue entrar Uoho y el grupo dio un cambio radical, tanto en la música como en la producción. En 1996 publican Agila, la obra que les llevo a la fama nacional. Canciones como So payaso, Buscando una luna, Sucede o El día de la bestia (canción utilizada para la homónima película de Alex de la Iglesia). Con Agíla Extremoduro sube un escalón hacia la perfección: letras escritas por Roberto Iniesta intercaladas con poemas de Pablo Neruda, guitarras perfectamente acopladas y una voz que cada vez domina mejor Robe. La gira de este disco sirvió para grabar el único disco en directo, Iros todos a tomar por culo.

En 1998 publican Canciones prohibidas, disco que contiene clásicos como Golfa o Salir. Este disco tiene un sonido mucho más personal, si de por sí cabe, en el que incluyen piezas de cuerda y viento (instrumentos que en sus anteriores discos no utilizaron). En este disco están muy presente los componentes de Platero y tú, como por ejemplo Fito en el que canta unos versos al final de Golfa. En esta etapa es cuando se unen Cantera y Miguel Colino, la formación actual.

http://www.youtube.com/watch?v=p1FX8gSo0Eg

Tras pasar 4 años sin publicar nada, en el 2002 publican Yo, minoría absoluta, un disco que causa revuelo nada más ver su portada. En este disco vuelven a la crudeza y la transgesividad que tanto definió a Extremoduro en sus inicios. Hoy en día este disco se ha convertido en un clásico al albergar temas tan conocidos como A fuego, Puta, La vereda de la puerta de atrás o Standby.

Con este disco se cierra un capítulo y, para mí, la primera etapa de Extremoduro. A partir de aquí, Extremoduro entra en una gran crisis compositiva y se dedican a reeditar y grabar algunas canciones de sus primeros discos con el fin de mejorar la calidad de sonido. En total graban 33 canciones que publican en dos ediciones con el nombre de Grandes éxitos y fracasos.

Siete años después de su último disco de estudio Extremoduro vuelve a sus fueros pero esta vez con una obra maestra. La espera mereció la pena. En 2009 publican La ley innata, un disco conceptual donde el principio y el fin están un poco dudosos. El disco está estructurado cual obra clásica: Dulce introducción al caos, 1 movimiento: el sueño, 2 movimiento: lo de dentro, 3 movimiento: lo de fuera, 4 movimiento: la realidad y Coda flamenca. Ya os adelanto que esté junto a otro disco de Extremoduro estarán incluidos en la lista de los 50 mejores discos de la historia.

En 2011 publican Material defectuoso. Aunque no era necesario, este disco consagró a Extremoduro como uno de los grupos más grande al superar en ventas a Lady Gaga y sin haber hecho ningún tipo de promoción, tan sólo publicaron el lanzamiento del disco a través de su pagina web, al igual que su próximo disco Para todos los públicos en el que tendrá que competir otra vez con Lady Gaga. ¿Ocurrirá lo mismo?

Ya puedes escuchar en su página web ¡Qué borde era mi valle!, el antisingle de Para todos los públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista