El tres cubano

Tres cubano

Y bien, con este nombre puedes creer que se trata de una fórmula musical, una canción, el nombre de un grupo quizás, pero no, el tres cubano es un instrumento de cuerda muy peculiar, que se parece a la guitarra pero que para nada es igual. Hoy en Dice la Canción, te voy a explicar su historia y su funcionamiento. Abróchate el cinturón porque, ¡nos vamos a Cuba!

Como he dicho antes, el tres cubano, es una instrumento de cuerda, de la familia de la guitarra, originario de la isla de Cuba, concretamente de las zonas orientales cubanas. En cuanto a referencias, existen discrepancias como la del etnólogo Fernando Ortiz, que afirma que el tres cubano, no procede de este lugar y que ya existían instrumentos muy parecidos en la España medieval. Otras fuentes más recientes, rememoran los carnavales de Santiago de Cuba en 1892, cuando Nené Manfugas vino desde los campos de Baracoa con un instrumento llamado tres.

A diferencia de una guitarra convencional, que consta de seis cuerdas, el tres cubano tiene también seis en su clavijero pero están colocadas de forma doble, por lo que es como si fueran tres, de ahí su nombre tres cubano. En cuanto a la afinación, las cuerdas están octavadas en un orden. También puede tener afinaciones alternativas.

La mayoría de las veces, la afinación coincide con la de las tres primeras cuerdas de guitarra, es decir, mi, si y sol, esta última nota octavada y a las otras se le aumenta un semitono de acuerdo con las cuerdas principales, en definitiva suena la triada de do mayor al aire. Se utilizan también afinaciones con la triada en re mayor, es decir, fa sostenido, re y la, la última octavada.

Y para finalizar, solo queda que escuches a algún artista famoso que tocara este instrumento, para no complicar mucho el asunto, mencionaré a Compay Segundo, uno de los mejores y más populares artistas que ha dado Cuba y que nos regaló su música. Si al escucharlo te animas a tocar este instrumento, no hay problema, quizás no lo encuentres en la tienda de música de tu barrio pero si investigas en las grandes tiendas online de instrumentos lo puedes comprar, ¿quién sabe si llevas el alma de la música cubana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista