Diez grupos que cambiaron mi forma de ver la música

extremoduro.jpg

A veces en nuestra vida ocurre algo maravilloso y es que en ocasiones nos cruzamos con canciones y/o grupos que sin poder evitarlo nos acompañan hasta el final de nuestros días.

EXTREMODURO

Descubrí al robe y compañía en plena adolescencia. Momentos de cambios, de tomar las primeras decisiones y de observar el mundo. Encontré en Extremoduro todos aquellos sentimientos que sentí hechos palabras. Coincidió mi descubrimiento con la publicación de la Ley Innata por lo que llegó para quedarse.

RED HOT CHILI PEPPERS

Podemos encontrar en su discografía todo tipo de canciones y sonidos. Yo entendía como buen guitarrista aquel que tocaba a cien notas por segundo hastas que escuche a John Frusciante. Se me caía la baba, y aún se me cae, con la líneas de guitarra de los discos Californitacion y Stadium Arcadium. Sublimes. Gracias a Red Hot Chili Peppers comprendí la importancia del bajo en una canción.

PINK FLOYD

En el momento que escuche el disco The Dark Side Of the Moon dije “hasta que la muerte nos separe”. Busco una explicación lógica a la composición de la discografía de Pink Floyd y como resultado me sale un sin fin de paradojas sin desembocadura. El grupo por excelencia llegó a mi vida casi a la veintena y ¡menos mal que me crucé con ellos! Pink Floyd es el mejor aroma para los oídos.

THE BEATLES

Que voy a decir de los cuatro de Liverpool que no se haya dicho ya. Con ellos descubrí la música. La música de verdad. Me fascinaba ver las notas que utilizaban para componer canciones de diferente índole y cómo utilizaban las voces cual instrumento. Pasan meses, incluso, sin que escuche a The Beatles pero cuando los pongo, los pongo de verdad. Desde el primer disco hasta el último sin pausa alguna.

BOB MARLEY´S AND THE WAILERS

Esto lo llamo música para tenderse en recipiente horizontal. Conforme avanza la vida vas descubriendo pequeños soundtrack que te acompañan en algunas tareas cotidianas. Es así como utilizo Bob Marley and the Wailers. El buen puñado de buenas canciones que ofrece el repertorio de éstos te invita a tumbarse boca arriba con los ojos cerrados y los oídos bien abiertos para disfrutar de hasta la última nota de la última canción.

DIRE STRAITS

La historia de amor como Dire Straits he de admitir que acabó cuando ví a Mark Knopfler en concierto en Córdoba. Su áurea brillaba por su ausencia cuando esperaba encontrarme la energía ínfima de sus discos. A pesar de que se acabara el amor, Dire Straits marcó un antes y después en el quehacer de mi música ya que la forma de componer y tocar la guitarra del líder de los británicos es única. Los dedos bailan sobre las cuerdas.

ARCTIC MONKEYS

Si no hubiera sido por ellos aún pensaríamos que el rock sigue muerto. Bendita su música porque al escucharlos parece que retrocedemos cuatro décadas. !Qué energía! En el primer disco mostraron lo que podían hacer cuatro jovenzuelos. Con su último han demostrado que no son flor de un día.

PONY BRAVO

No veía un punto medio entre las canciones críticas y las canciones humorísticas. Pues nada, Pony Bravo lo encontró. Y además llevando como fondo riffs rockeros aflamencados. Los sevillanos protestan con descaro y mucha labia el sistema actual instaurado a través de música en tono de humor.

SUPERTRAMP

No podía faltar una herencia paternal. Desde muy pequeño he escuchado melodías y letras balbuceadas de Supertramp cantadas por mi padre. Me decía que era su grupo de la adolescencia y que tan sólo lo escuchaba en la radio. No se sabía ni el nombre de las canciones. Al tener un poco de conciencia descubrí a Roger Hodgson y cia. ¿Os imaginais cual fue el regalo de cumpleaños de aquel año?

THE JIMI HENDRIX EXPERIENCE

Siempre se ha conocido a Jimi Hendrix como el mejor guitarrista de la historia pero muy pocos valoran el trabajo de los demás integrantes del grupo. Nada más que por acompañar a un bestia de la guitarra ya tiene mérito pero igualar la habilidad en los instrumentos respectivos es de ser unos genios. Gran grupo que tan solo nos dejo tres largos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista