¿Cuál es el mejor álbum de los Beatles?

beatles

Los Beatles han tenido una carrera muy larga y particularmente prolífica. Además, aún hoy, décadas después de su separación, continúan siendo unos de los grupos musicales más amados y seguidos de todo el mundo. Por tanto, elegir el mejor álbum de los Beatles es una tarea bastante peliaguda ya que no faltarán quienes tengan opiniones diferentes.

No obstante, entre los beatlemaníacos existe cierta concordancia: muchos opinan que el mejor álbum de los Beatles ha sido Abbey Road. Curiosamente, se trata del último disco del grupo, que salió a la luz en 1969, ya que Let it be fue publicado al año siguiente pero incluye canciones que fueron grabadas entre 1968 y 1969. Es probable que la elección de este disco como el mejor de los Beatles se deba a que la banda había madurado desde el punto de vista musical, o quizás se trata tan solo de un arranque de nostalgia de sus seguidores.

De una forma u otra, lo cierto es que en Abbey Road encontramos canciones míticas, como Come together, Something y Here comes the sun. Incluso la imagen del disco se convirtió en un verdadero ícono, es la portada en la que aparecen los cuatro cruzando un paso de cebra, precisamente el que se encuentra frente al estudio londinense donde solían grabar sus canciones, el Abbey Road Studios. Y de esa calle también tomó su nombre el disco.

Quizás está de más decir que de este álbum histórico se han vendido millones de copias en todo el mundo y que está considerado como uno de los mejores discos de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone, que lo coloca en la posición número 14.

Sin embargo, no deja de ser curioso que la crítica también considere este disco como uno de los mejores y más creativos de los Beatles mientras, al mismo tiempo, la banda se estaba desintegrando. Es probable que la explicación a este fenómeno radique en que este álbum estuvo concebido más como una unión de los trabajos individuales de cada uno de los artistas, de forma que cada uno se sintió más libre para expresar su potencial.

No obstante, Abbey Road tiene otra carta bajo la manga: el medley, que cuenta con 16 minutos y está compuesto por diferentes canciones cortas, terminadas o a medio terminar. McCartney fue quien las unió y así creó lo que muchos consideran el mejor lado B de un disco de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista