Cómo tocar el Ukelele. Parte II

uke100

Continuamos con más indicaciones para saber cómo tocar el ukelele de forma adecuada. Sigue los pasos del artículo anterior y los de este, y podrás tener unas nociones básicas para interpretar tus canciones favoritas en este gracioso instrumento, con el que sorprender a tus amigos.

Afina tu ukelele

Es uno de los pasos más importantes, si tu ukelele no está bien afinado, no sonará bien. Para afinarlo debes de girar las clavijas apretando o aflojando la cuerda, ten cuidado de no hacerlo rápido, de lo contrario la cuerda se calentará y saltará. Si no sabes hacerlo de oído lo mejor es que utilices un afinador electrónico.

Las cuerdas del ukelele están afinadas en Sol, Do, Mi y La. Apréndete estas cuatro notas en notación americana que serían G,C, E y A para reconocerlas en tu afinador. También puedes utilizar las notas de un piano como referencia. Recuerda hacer esta operación despacio y con paciencia, alejando las cuerdas de tu cara para evitar accidentes.

La postura correcta

Debes de conseguir la postura adecuada para evitar estar incómodo y provocar lesiones en las muñecas. De pie o sentado, el ukelele debe de estar en la misma posición. Con la mano izquierda debes de sostener el cuello del ukelele y con la derecha rasgar las cuerdas.

Procura rasgar las cuerdas un poco más arriba de la boca, en una guitarra se debe de hacer sobre el agujero pero en el ukelele no. Mantén tu espalda recta sin encorvarte, esto evitará tensiones innecesarias.

Ejercita tus dedos

Para comenzar a ejercitar tus dedos y sincronización de las dos manos puedes hacer ejercicios cromáticos es decir pulsar 1,2,3,4 sobre cada cuerda y bajando por todo el cuello del ukelele.

Busca las posiciones de los acordes básicos en internet, apréndetelos uno a uno para digitarlos bien con la mano izquierda y apréndete un patrón de ritmo con la derecha para ir soltándote.

Cuando ya hayas interiorizado estos conocimientos básicos puedes probar a tocar alguna canción sencilla o atreverte también a intentar algo complicado. Ten paciencia y no te frustres, es mejor tocar despacio y bien que correr y que suene fatal. Ya lo sabes, sin prisa, pero sin pausa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista