Cómo componer canciones. Parte V

componer canciones

Como todas la semanas seguimos con esta sección en Dice la canción, ya que queremos que te sumerjas en el mundo de la composición y aprendas todos los pasos. Allá vamos con los restantes.

Fase V

Añade profundidad a tu canción

Improvisa

Es la mejor manera de enriquecer tu canción, aparte de tu voz y una melodía estaría genial que la canción se completara con un poca más de música.

Busca colaboraciones

Si ves que la improvisación que tú le has añadido, no es suficiente puedes pedir ayuda a amigos o compañeros con el fin de que aporten algo nuevo. ¿Quién sabe? Lo mismo con lo que otros aporten queda una obra maestra.

Incluye una contramelodía y armonía

Con esto nos referimos a variaciones en la melodía principal que se añaden para tener una sensación de mayor detalle. Un contramelodía es aquella melodía que encaja en los vacíos de la primera, lugar donde una armonía ha de trabajar en conjunto con la melodía principal.

Hora de la percusión y adornos

La base de toda canción es la percusión, por ello debe de tener más instrumentos de fondo, dando al tema una mayor profundidad. Puedes conseguir esto añadiendo percusión, tambores, un pequeño cuarteto de cuerdas, flautas… hay infinitas posibilidades. Eso sí, asegúrate de que el estilo del sonido adicional sea acorde con la canción que hayas escrito.

Fase VI

Anota los detalles de tu composición a mano

Seguramente quieras escribir la música que compones para que se pueda volver a tocar de nuevo, y mucho más si quieres que otras personas lo hagan. Puedes hacerlo a mano y anotar tantas cosas como quieras, pero este requiere que tengas conocimientos musicales.

  • Las partituras básicas son aquellas en las que incluimos las notas básicas, comprendiendo generalmente la armonía y la melodía. Esto es común para géneros como el jazz y la música improvisada, así como para todos aquellos que tengan pocos conocimientos musicales.

Utiliza software digital

Grabando tus temas con el ordenador podrás editar tu música libremente y hacer ciertos retoques. Existen una infinidad programas tanto libres como de pago para que grabes tus temas.

Grábate directamente

Otro modo es grabarte con un móvil o grabadora. Con esto tendrás una referencia para anotar por escrito lo que has tocado.

Y con este último paso llegamos al fin de esta sección en Dice la Canción, esperamos que te haya servido de ayuda, así que coge tu papel, lápiz e instrumento y a componer se ha dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista