Canciones con nombre de hombre

lady gaga

A lo largo de la historia de la música se han compuesto muchas canciones con nombre de hombre, dedicadas a una persona, un personaje imaginario o una figura metafórica a través de la cual los cantantes han querido transmitir un mensaje a su público. No obstante, algunas de las canciones con nombre de hombre más famosas son:

  1. Alejandro, de Lady Gaga. Este tema se encuentra en el álbum “The Fame Monster”, que salió a la luz en 2010. La cantante estadounidense utilizó un nombre masculino para representar un adiós a todos sus amantes, aunque no faltan quienes hacen otras lecturas más enrevesadas, sobre todo porque el vídeo tiene un gran carácter simbólico que ha despertado muchas críticas por blasfemo.
  2. Fernando, de Abba. Se trata de una de las canciones con nombre de hombre más famosas de la historia. Pertenece al célebre grupo musical sueco, quien la publicó por primera vez en al año 1976 y muy pronto se convirtió en uno de sus mayores éxitos, permaneciendo en la primera posición de las listas musicales de varios países durante varias semanas consecutivas.
  3. Clint Eastwood, de Gorillaz. Como deja entrever el título, esta canción está inspirada en el famoso actor estadounidense. De hecho, incluye partes musicales de la banda sonora de algunas de las películas interpretadas por Clint Eastwood. Este sencillo, lanzado en el año 2001, escaló posiciones inmediatamente en las listas musicales cosechando un gran éxito.
  4. Johnny B. Goode, de Chuck Berry. Se trata de un tema clásico del rock and roll dedicado a Johnnie Johnson, un músico con el cual Chuck Berry trabajó durante años. No obstante, en parte, es autobiográfico ya que habla de un chico pobre del campo que logra tener éxito gracias a su trabajo y habilidad para tocar la guitarra.
  5. Hey Joe, de Jimi Hendrix. Esta canción del popular rockero estadounidense es una cover de un tema del 1962 del artista Tim Rose. Gracias a Kim Lambert del grupo The Who y al productor Chas Chandler, este sencillo se publicó en el Reino Unido en 1966. En 1967 el disco se convirtió en uno de los más vendidos en Inglaterra y el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista