Analizamos los discos nominados al Barclaycard Mercury Prize

Premios Prize

La pasada noche del 30 de octubre se celebró la gala de los Premios Mercury, galardón que reconoce el mejor disco británico del año. El gran triunfador de la noche fue James Blake con su segundo disco, Overgrown, lo que hizo que grandes favoritos como Arctic Monkeys, David Bowie o Laura Marling se quedarán con las manos vacías.

Es sorprendente que con tantos nombres favoritos en la quiniela fuera el artista revelación el que lo ganara pero si echamos la vista atrás vemos que en muchas ediciones se ha valorado más la revelación que la calidad del material. Por supuesto, veo injusto que se lo haya llevado James Blake, y que conste que no quiero decir que Overgrown sea malo, todo lo contrario, es un gran disco, pero si lo comparamos con los discos de Laura Marling, Arctic Monkeys o David Bowie se queda a un nivel inferior.

De todas formas, cualquiera que se hubiera llevado el premio al mejor disco del año iba a tener detractores ya que los doce nominados son lo mejor del panorama musical anglosajón, y me atrevería a decir incluso internacional, asi que aprovechando esto le daremos un pequeño repaso a todos. ¿Cuál hubierais elegido vosotros?

AM – Arctic Monkeys

Que voy a decir de este disco que no haya dicho ya. Arctic Monkeys nos ofrecen un disco sensual, atrevido y rompedor. El éxito de este disco recae en la mezcla de estilos y en la variedad musical, haciendo de esto un estilo propio y personal. Durante todo el disco se puede apreciar una atmósfera única e inmutable. Si queréis un análisis más exhausto de AM pincha aquí.

The Next Day – David Bowie

Tras diez años de silencio David Bowie reaparece con The Next Day, un disco maravilloso, sin complejos, intrépido, hermoso y desconcertante. Lejos de achantarse y seguir con el estilo que le ha llevado a lo más grande, Bowie se atreve con este disco para romper con todos los sambenitos que le venían persiguiendo desde hace años.

Settle – Disclosure

Estos dos jovencitos han debutado a lo grande. Con su primer disco han conseguido la fama mundial gracias a su música, una fusión electrónica entre el garage house y el deep house y además han contado con la colaboración de artista de la talla de Aluna Francis o Sam Smith. Su albúm, Settle, ha sido una de las sensaciones del verano de 2013.

Holy Fire – Foals

Holy Fire, el tercer disco de Foals, ha supuesto la confirmación de éstos gracias a la ruptura del sonido de sus anteriores discos, yéndose hacia áreas más sucias y funk dejando atrás el indie-disco que tanto le caracterizaban.

Jake Bugg – Jake Bugg

El jovensísimo guitarrista ha sido una de las sorpresas de 2013 con su disco homónimo. Casi al estilo de Bod Dylan nos presenta Jake Bugg su albúm de debut donde él y su guitarra nos ofrecen 14 temas repletos de estilos como el blues, soul o el country. Y no nos despistemos mucho que ya mismo publicará su segundo disco.

Overgrown – James Blake

Este es el disco ganador, un albúm repleto de testosterona gracias a las colaboraciones de RZA, Brian Eno y Wu-Tang Clan. James Blake, con una formación clásica, está relacionado con un nuevo estilo musical, el post-dubstep, debido a las fusiones electrónicas y clásicas.

Immunity – Jon Hopkins

Todo lo que toca Jon Hopkins lo hace bien. El productor, remezclador y compositor no es muy conocido en el área comercial pero en el mundo de la música sí ya que es un fijo colaborador de Brian Eno y ha producido el cuarto disco de Coldplay, Viva la vida. En cambio en solitario Jon Hopkins no ha disfrutado de una buena acogida hasta que publicó Immunity.

Once I Was an Eagle – Laura Marling

Esta ha sido su tercera nominación con tan solo 23 años y 4 discos a la espalda. Laura Marling nos ofrece en su cuarto disco un álbum conceptual con ciertos guiños a la ópera rock de Pink Floyd, The Wall. Once I Was an Eagle es un disco único, inigualable, rebosante de ternura y delicadeza.

Sing to the Moon – Laura Mvula

Otro álbum de debut en la lista. Una de las nuevas Amy Winehouse de Inglaterra nos ofrece un repertorio exquisito en el que nos muestra su habilidad compositiva y su gran fondo de armario en cuanto a recursos vocales. Sing to the Moon es una de las sensaciones de este 2013.

Home – Rudimental

Sumamos otro debut a la lista. Es cierto que Rudimental no es el gran favorito para llevarse el premio al disco del año pero sí que tiene posibilidades ya que su música multi racial electrónica y drum’n’bass hacen de este disco un buen álbum, pero si lo miramos desde una perspectiva general, ya que Home no nos ha dejado ningún tema memorable.

Silence Yourself – Savages

Con Silence Yourself ocurre lo mismo que con Home, un albúm muy bueno en su conjunto pero que no deja ninguna canción para la historia, pero esta banda femenina se ha ganado a pulso esta nominación gracias a un sonido peculiar y personal que a veces nos recuerda a Joy Division.

Awayland – Villagers

Villagers es un grupo que se queda a medio camino, entre el rock y el folk, entre la oscuridad y la calma, entre la hipnosis y la realidad. Awayland es un álbum que te envuelve y te atrapa desde la primera canción hasta la ultima pero le falta un plus para que haya podido estar entre los grandes favoritos.

One thought on “Analizamos los discos nominados al Barclaycard Mercury Prize

  1. JosemaJosema en dijo:

    Muy de acuerdo con tu opinión.
    Es verdad que la revelación tiene que tener cierta importancia a la hora de dar estos premios, pero tampoco tiene porqué ser la piedra angular, se debería fijar más en la música en sí que en otras cosas más… visuales o estilísticas, por decirlo de alguna manera.
    Para mí Artic Monkeys también ha sido un disco muy bueno, de lo mejor de este año, esperemos que aún salgan mas joyas de estas que todavía queda año…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« Ver más artículos de la Revista